martes, 15 de agosto de 2017

“De Tovar a Tovar…”


Basta una simple  avería de la luz para ver que el plan del día se te venga abajo  y  hay que diseñar un plan B. Esto es más o menos  lo que me pasó este puente de mediados de agosto cuando al atardecer del viernes me quedó sin luz una parte de la casa y afectó a mi ordenador, televisión... Situación que sólo se pudo resolver en la tarde del lunes y que me llevó a  más lectura (periódicos, libros) y menos escritura, y fue en esas lecturas donde ha surgido la materia de este artículo que tiene título sorprendente –  la palabra “tovar” no existe en el Diccionario-  y que al leer de este escrito que quede suficientemente esclarecido.

Soy quizás más lector de periódicos que de libros, soy de los que compraba y compró periódicos por seguir a determinado columnista y de los celebra que las editoriales recopilen los artículos de nuestros mejores columnistas en antologías o resúmenes – últimamente buscó una de Pedro Rodríguez  y estoy releyendo a Emilio Romero-, y es precisamente en el mundo del periódico donde me encontré con una pequeña columna de don Ángel Expósito titulada “  Entre la vergüenza y el horror”, donde para alertarnos de la situación límite que se vive en Venezuela, transcribe el sonido de un audio que ha recibido y que dice:

“Buenos días, venezolanos: todos los venezolanos que están afuera, a esas personas humanitarias que de alguna manera u otra se solidarizan con nosotros…Les habla Lisbeth Guerrero, de Tovar…Nos están matando aquí en Tovar, a todo el mundo…”

No sabía que uno de los municipios más florecientes del estado de Mérida, en Venezuela, se llama Tovar, que tiene en la actualidad más de 41.000 vecinos y que pertenece a la llamada Zona del Valle del Mocotíes,  que es uno de los enclaves  agroturísticos más importantes del país, debido a la belleza de sus parajes naturales. No tengo reparo en confesarles  que apenas leí el nombre de Tovar  me vino a la cabeza la figura de don Antonio Tovar , uno de los intelectuales más lúcidos de la España de la segunda mitad del siglo XX , y a quien me referiré posteriormente, aunque solo sea por eso de “ Tovar a Tovar…”.

Que Venezuela nos duele y nos sangra a todos los españoles y a toda persona de bien no es ninguna exageración y más a nosotros que sabemos de amigos , conocidos o vecinos que viven allí – en la misma Caracas hay o había un centro asturiano donde se jugaba a los bolos…- y que las están pasando canutas cuando no trágicas. Las palabras de Lisbeth atizan nuestra conciencia , impresionan y denuncian la desidia e inoperancia internacional  que les conduce a la desesperación, a la muerte…Reclaman soluciones y cuanto más pronto mejor.

No es la primera vez que alerto del drama humanitario que se vive en la zona, por muchas palabras de algodón que quieran taponar nuestros oídos y una manera de reflejarlo es con cifras, números, cuentas, por eso de que a buen entendedor pocas palabras bastan. Así, a principios de agosto, concretamente el pasado 5 de agosto, el embajador de España en Venezuela , don Jesús Silva, nos decía que cuando llegó allí, a últimos de marzo, un dólar equivalía a 3.900 bolívares; hoy, ya se cambia a 21.000 bolívares. Recientemente el líder opositor Héctor Capriles  comentaba  que el salario de un trabajador es de 250.000 bolívares,lo que equivale a 15 dólares. Los números cantan y hablan de la gravedad y dificultades del diario vivir. A partir de ahí que cada uno saque sus conclusiones y busque soluciones, y para más colmo con un petróleo barato.  Eran otros los tiempos que animaban a muchos de los nuestros  a embarcarse y buscar un futuro mejor en la zona como en su día hizo la tía de mi amigo Higinio, la tía Casimira, que siempre se hacía notar el día de Reyes.

Las coincidencias, en este tiempo a media luz, no habían hecho más que aparecer, aún me esperaba otra, y es que  si antes descubría que un concejo se llamaba Tovar, poco tiempo después me encuentro con artículo de Emilio Romero titulado “Precisiones a un profesor”- auténtico joya periodística- , y que tenía como protagonista a Don Antonio Tovar y su trayectoria personal, que concluye con una frase que considero básica para la situación que se vive no sólo en Venezuela, sino también en otros muchos lugares del Planeta,  “y es que los errores no se pueden confesar demasiado tarde.”


                                     José Antonio Noval Cueto.


martes, 8 de agosto de 2017

“Continúa el misterio del 13…”

 

Hace unos años y a raíz del nombramiento del Papa Francisco un 13 de marzo de 2013, escribí un artículo que titulé “El misterio del 13” y todo debido a la extraña coincidencia que varios miembros de mi familia nacimos un 13, ya de mayo, de junio, de julio o de agosto…Creí que el tema estaba ya resuelto, pero nuevamente brota en el horizonte el 13 por diversos motivos. Ya  para recordar que la Legislatura Constituyente o Primeras Cortes Generales después de la muerte de Franco iniciaron su andadura un 13 de julio de 1977, hace ahora cuarenta años, y a tenor de lo vivido y coincidiendo con otros comentaristas, ha sido  una de las épocas de más fructíferas de la historia de España, que se puede sintetizar de muchas maneras, pero ya que estamos en verano diré que en este tiempo los asturianos hemos pasado de bañarnos en el Cantábrico al Mediterráneo o al Atlántico…Con esto no quiero decir que no existan problemas y que la felicidad sea completa, pues la seguridad por mucho que nos la vendan, no existe y si no que se lo pregunten a los americanos, y la crisis del 2007 al 2017 ha hecho estragos que aún perduran.

También el trece ha vuelto a ser noticia por motivos no deseados y es que uno de nuestros mitos del deporte, concretamente del motociclismo, Ángel Nieto Roldán, el hombre del 12+1 campeonatos del mundo en las categorías de 50 y 125 c.c, ha fallecido el pasado 3 de agosto, a los 70 años. No soy experto en motociclismo y menos aficionado a la moto, pero que fallezca uno de los deportistas que más  gloria nos ha proporcionado es lógico que provoque pesar, sorpresa, lamento  agradecido  , pues  soy de esas personas que se alegra del triunfo de los demás, y más cuando no lo tuvo fácil en sus comienzos.

He seguido las crónicas de algunos diarios sobre el tema y varios deslizan una palabra que desconocía y que se utiliza para describir el temor o superstición al 13 que sufren algunas personas, entre ellas el fallecido Ángel, que al referirse a sus 13 títulos mundiales, siempre los denominaba 12+1. La palabra de difícil uso se llama “triscaidecafobia”.  Por qué nace, surge y crece la superstición hacia el 13 es difícil de explicar y más cuando con 13 años Ángel compra su primera moto de 50 c.c, una Derbi de segunda mano, y cuando a esa misma edad debuta como piloto en las fiestas del Carmen del Puente de Vallecas, pero también es de todos conocido que su accidente más grave ocurrió un 13 de noviembre de 1977 en “El Derramador”, circuito urbano de Benidorm, cuando iba a 180 Km/h y se quedó sin frenos. Su  moto de 750 c.c  arrolló a cinco espectadores que estaban colocados en una zona señalada como “peligrosa”. Esa trágica experiencia le ha acompañado siempre.

El título de estas letras lo aclara todo y es que no era mi pretensión aclarar el misterio del 13, pues de sobre sé que va a seguir, que me faltan datos, razones o argumentos que puedan convencer a los que padecen la “triscaidecafobia”, y que  lo único que puedo deciros es que mi familia celebra el 13 y tiene motivos sobrados para ello. Esta pequeña discrepancia si como tal la queremos considerar,  no impide que coincidamos en múltiples planteamientos vitales y especialmente cuando Ángel confiesa que a lo largo de su vida “Nunca he pretendido fastidiar a nadie”. ¡Ojalá fuéramos legión los que  practicáramos esa norma! ¡Descansa en paz!

                                          José Antonio Noval Cueto


viernes, 4 de agosto de 2017

“El lector de periódicos…”


Que “Manzanita” y “Arenita” sean los nuevos pavos reales de Oviedo; que la exportación asturiana alcance su cuota más alta del lustro por la demanda china; que el 7,9% de los asturianos mayores de 65 años están en riesgo de pobreza; que los concesionarios asturianos vendieron cada día 46 coches en 2016; que la librería Ojanguren cierre sus puertas; que Asturias sea la segunda región donde más cayó el número de universitarios; que cada vez haya más sentencias de divorcio con régimen de visitas al perro o al gato; que comer fabes retrasa el envejecimiento   o que Paquita Rico y ahora Ángel Nieto hayan fallecido, son una muestra de las muchas noticias que circulan por nuestros periódicos y que muestran la diversidad de nuestra sociedad, aun reconociendo que no todo se publica o más aún que lo importante se silencia, sólo pasado un tiempo prudencial, quizás por aquello de la prescripción del delito, se airea, véase todo lo referente a la corrupción y el silencio interesado de algunos medios. No tiene que sorprendernos que ya  el escritor y periodista Gabriel García Márquez viese en el periodismo de investigación la solución.

No es nada nuevo reconocer que uno de los sectores que más ha sufrido por la crisis ha sido el de la prensa escrita y demás medios de comunicación y ello por dos motivos fundamentales: a/ por la magnitud de la crisis y los consabidos recortes de publicidad que ha cerrado multitud de periódicos, radios y canales de TV, y ha obligado al ciudadano a escoger entre café o periódico – hay cafeterías con listas de espera – b/ por la moda digital o diarios digitales, que ha desterrado de los quioscos de prensa a muchos compradores, y que me descubrió de manera casual un buen alumno, de nombre Carlos, cuando un fin de semana le mandé que siguiera el tratamiento de una misma noticia en los diarios regionales . Llegó el lunes , pido el trabajo y compruebo con sorpresa que  no lo había hecho y al preguntarle el motivo, me responde:

-      -   En casa, mis padres, no compran la prensa.

Me parecía imposible, pues conocía a sus padres; ya en privado me confesó que seguían la prensa por los digitales.

La respuesta me mostró una realidad que yo desconocía y es que ya, en aquel entonces, hace unos diez años, muchas familias habían prescindido del típico periódico que solía tener funciones polivalentes –envolver, quitar frío en la moto…- aunque la fundamental era y es la de ser pregonero de la actualidad o mejor de su actualidad, la del periódico, y en nombre de esa misma realidad escribo estas letras que reconocen la utilidad de los diarios digitales, su inmediatez , pero que alertan , avisan de algo que ningún buen periódico digital o escrito debe descuidar y es la excelencia, la creatividad, la buena redacción , pues la única diferencia entre la presan escrita y digital es el soporte, no los contenidos .O sea , lo bien hecho, lo bien redactado, lo bien contado siempre gusta y genera dependencia. Son muchos los lectores fieles de un columnista que siguen sus pasos allá donde  se publique o se vea.

La pregunta que me hago y nos hacemos todos es la de cómo generar creatividad, cómo aumentarla y la respuesta en un mundo extremadamente digital, en la época de la imagen, del videojuego, del espectáculo, puede provocar desolación  y ha sido aireada recientemente por profesionales del ramo y no es otra que: ¡leyendoooo…!, quizás por eso de que leer aunque no nos hace más inteligentes, sí nos hace menos ignorantes. De todos es sabido que las relaciones entre la literatura y el periodismo son constantes y han sido y son multitud los escritores que se han forjado antes como periodistas y han hecho del ejercicio del mismo su profesión, así Josep Pla, José María Pemán, Azorín , Julio Camba,  Pérez Reverte, García Márquez, Manuel Rivas, Francisco Umbral, Emilio Romero, Álvaro Cunqueiro…y como icono y emblema Larra… De todo ello se deduce que la frontera entre el lenguaje literario y el periodístico sea difícil de marcar, de señalar…pues aunque aparentemente tienen fines diferentes, distintos, no siempre es fácil distinguirlos.

No hace mucho, Mattew Garrahan , reportero del Financial Times, nos decía que  : “En un momento de gran agitación política a ambos lados del Atlántico, el buen periodismo es más necesario que nunca”, y este necesita de creatividad, de ingenio, de lectura, de calle, de diálogo, de escucha, de humildad   y esto es algo que sólo las Humanidades proporcionan y especialmente la Literatura, aunque sea sólo por aquello de que “no sólo de pan vive el hombre”, pero intereses bastardos se empeñen en silenciarla, tapiarla e impedir que brote y  desarrolle el sentido crítico.

En esas mismas fechas el Presidente del Principado, don Javier Fernández, al recoger L’Amuravela de Oro”, nos decía: “Que para los políticos la afición a la buena literatura no es una pérdida de tiempo, sino un ingrediente fundamental de la pasta que los conforma…” si esto es así y es una verdad incuestionable, permitidme que me surjan dudas al comprobar la enseñanza humanística que reciben nuestros hijos y al ver que entre las lecturas del verano que recomiendan algunos medios abundan los libros tigre-mejillón o libros  basura.! Por elemental prudencia, antes de comprar, cerciórese!
            

                 José Antonio Noval Cueto.

miércoles, 26 de julio de 2017

“La Virgen del Carmen quiere…


Que la bajen de lo alto, que quiere estar en el pueblo de Traspando…”. Cantar que escuché muchas veces  a nuestros mayores y que cobra actualidad  en estos tiempos que vivimos  y es que la Virgen no se resigna a ser mero testigo, quiere participar de nuestras alegrías y penas- que de todo hay en la vida-, seguir  nuestro día a día y nos pide que la visitemos, hablemos con ella ,que siempre tiene la puerta abierta   . Nos agradece las muchas atenciones con  que la honramos  y especialmente estos días de novena y fiesta, cuando sale de la Capilla triunfal, resplandeciente y  contenta a nuestro encuentro . Recorre nuestras calles que son las suyas  al son de gaita y tambor, bajo el estruendo de los voladores, resto de la dinamita de otros tiempos cuando toda la Triada, todo Traspando, estaba bajo sospecha y peligro por complacerla y venerarla.

 En este mundo bipolar que nos rodea  , donde parece que todo vale y que las fronteras entre el bien y el mal se estrechan, desaparecen,  no existen, Ella nos alienta, acompaña y estimula a respetar la tradición, las enseñanzas de nuestros mayores, y ajustar nuestra vida a las coordenadas de claridad, verdad y bien, pues por mucho que nos hablen de posverdad, simulación o mentira, sin moral, como decía el sabio profesor Don Enrique Tierno Galván, no hay Estado. Nos invita a que tengamos un proyecto de vida que dé respuesta a nuestras inquietudes, angustias, miedos y  para lograrlo nos anima a  contar con Ella, y nos recuerda  que es responsabilidad de todos construir un mundo mejor, más habitable y humano. Nos suplica que no tengamos miedo a la VIDA, y lo escribo con mayúscula, y recalca que deben ser más importantes las personas que las cosas, si de verdad queremos un progreso real, auténtico, donde el protagonista sea el ser humano en toda su extensión, listo o tonto, guapo o feo, mayor o menor, recién nacido o neonato.

La Virgen del Carmen quiere que se frene el cambio climático, se fumiguen los piojos, cesen los ciberataques,  crezca la población,  se reabra la escuela ,  se planten pomaradas ,  se recojan  las guindas, avellanas y castañas,  se cultiven fabes y cebolletas ,  se detenga el bosque y  de la fuente de la Facienda vuelva a brotar agua, pero para ello tiene necesidad de nosotros y que nosotros creamos en nuestras propias posibilidades para sacar  provecho a las múltiples fuentes de riqueza que Dios ha puesto al alcance de la mano y más en este “paraíso” que “mana leche y miel”,  y que para ser feliz, objetivo principal, con poco basta, y es de eso poco de lo que todos nos debemos preocupar y cuidar. ¿Lo tenemos claro? No siempre y ejemplos abundan y ocupan las portadas diarias de nuestros periódicos, y es que para conseguirlo, como acertadamente vaticinó San Josemaría Escrivá, “lo que se necesita no es una vida cómoda, sino un corazón enamorado” y es que como dice el Papa Francisco “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”. 

¡Que paséis unas Felices Fiestas del Carmen con buena mesa y compañía como era costumbre de nuestros mayores y debe ser nuestra”
                                                                   

                           José Antonio Noval Cueto.
           
                                            

martes, 25 de julio de 2017

“Puedo entender que…”


Puedo entender que haya tensiones, desesperación, intereses enfrentados, ambiciones desmedidas no exentas de violencia…  pero que se programe y siembre  rencor, intolerancia para herir sentimientos , dividir ,levantar muros y fragmentar la vida española en buenos y malos, perseguidores y perseguidos, creyentes y ateos…NO  , salvo que se busque el caos, la destrucción ,  la muerte.

Puedo entender que haya desencuentros entre generaciones, entre jóvenes y mayores, y más ahora que está tan de moda el adanismo o el creer que todo lo que existe se debe  a nosotros y nada al pasado  y más cuando son nuestros jóvenes quienes tienen un futuro más incierto –la tasa de paro juvenil es alarmante-   y nuestros mayores quienes sostienen la economía regional, la llamada por algunos expertos economía plateada.

Puedo entender que todos queramos más, aunque ese ‘más’ no tenga límite –están lejanos los tiempos de “comer, vestir, un lugar donde dormir (techo) y si es posible estudio”- , pero que hagamos esfuerzos titánicos para destruir la armonía, la convivencia y tranquilidad que hemos heredado de nuestros mayores, con mucho esfuerzo y sangre como es de todos conocido, es algo que no se ajusta a la lógica de la razón.

Puedo entender que haya decisiones políticas desacertadas y ni siquiera explicadas, así como sentencias judiciales  sorprendentes , frustrantes y frívolas, pero de ahí a olvidar que estamos en un Estado de Derecho donde la ley es la norma de obligado cumplimiento  hay un trecho.

Puedo entender que genere frustración la conducta de los personajes  relevantes de la vida española e incluso la nuestra misma, pero ni aun así esto justifica la epidemia de locura y sinrazón que quieren inyectarnos, cuando nuestra preocupación principal, como así los reflejan las encuestas, es el paro, la necesidad de trabajo , y a ello debemos dedicarnos.

Todas estas reflexiones y más  venían a mi cabeza después de recordar que ayer, 24 de julio, la Iglesia venera la memoria de 23 mártires, ocho de los cuales fueron asesinados tal día como hoy de 1936  -  uno de ellos el Beato Juan Pedro del Cotillo Fernández, era natural de Siero de la Reina (León)-   y al  hojear los periódicos del día y encontrarme con la desagradable noticia de  que unos desconocidos, discípulos del rencor, habían graffiteado  la Capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso(Lugones), con palabras ofensivas e impropias.

Podría expresar mi queja, mi protesta con las palabras más certeras y duras que expresar pudiera, pero sería dar pábulo a la  violencia y silenciar la ley, de ahí que crea que la mejor respuesta  es la que todos nos hemos dado en la Constitución Española de 1978 que dice : “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” (art.14) o  “Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidad…(art.16).

Afortunadamente Carolina, protagonista de mis últimos escritos, ha sido pedida en matrimonio por Cyril Gautier, ciclista del Tour de Francia 2017, y la Virgen del Buen Suceso va a hacer todo lo posible para que sus romeros , vecinos y venidos,  la veneren y disfruten de unas fiestas como siempre se han merecido y merecen.

¡Felices Fiestas del Carbayu 2017!


                                  José Antonio Noval Cueto.

jueves, 20 de julio de 2017

¡Qué Buenas estás Carolina!



Antes de centrarme en el contenido de este artículo  pido disculpas si alguien se siente molesto con este título, pues lejos de mí materializar y animalizar la imagen de la mujer. Soy de esas personas que agradecen y aplauden la belleza fina y elegante de una mujer, su feminidad, el cuido de su cuerpo y vestuario, su lozanía , su perfume y ese aire delicado y sublime que  la eleva y prestigia  haciéndola delicada , etérea,  o sea  elegante, atractiva, sin que se note, sin que “cante”. Hace un tiempo me encontré con una parienta de cierta edad, muy arreglada y le dije:

-        -   Estás como una rosa, el tiempo parece que no pasa por ti.
-       Y ella me contestó:
  - Cuando una es joven tiene que merecer y según vas envejeciendo no desmerecer.

Lección aprendida. Soy de los que piensan que deberían darnos clase de estética, de modo que todos , y en ese todos incluyo mujer y hombre, sepamos vestirnos y ataviarnos según nuestra morfología y edad, pues a todos nos obliga dar y trasladar al exterior la mejor imagen de nosotros mismos, independientemente de nuestra edad, y así evitaríamos atentados visuales que circulan por nuestras calles y más ahora en la época de los pantalones anatómicas o “leguis” “leggins”, no muy apropiados para el sobrepeso. Siempre hemos de dar la mejor imagen de nosotros mismos, pues como decía Don Quijote : “Hasta la muerte , todo es vida”.

Hecha esta aclaración no tengo reparo en confesaros que a uno le viene la inspiración cuando menos lo piensa, de ahí que yo lleve siempre una pequeña libreta en el bolsillo, como otros la dejan en la mesita de su dormitorio para anotar sus sueños. A mí,  en esta ocasión, el tema me ha venido rodado y es que el pregonero del Carmín 2017, don Antonio Blanco Prieto, me lo ha puesto fácil al preguntarse durante su intervención si sería capaz de enamorar a Carolina, y es que apenas pronunció ese nombre mi subconsciente me trasladó a los años 80, concretamente al año 1985, al programa televisivo “Como Pedro en su casa”, presentado y llevado por Pedro Ruiz Céspedes, donde el humor y la crítica siempre estaban garantizados y en determinados momentos, para relajar el ambiente o por necesidades del guíón, pronunciaba la frase que se hizo muy popular de :!Qué buena estás Carolina!”. A Carolina de Mónaco, compañera de generación  y musa de la época,  la dejamos para otra ocasión.

Me vino el nombre de Pedro  y su frase no porque yo sea un seguidor suyo, sino porque recientemente , a raíz de la presentación de su nuevo espectáculo “Eterno” en el teatro Jovellanos, de Gijón, la periodista del Comercio, doña Azahara Villacorta, le hizo una ágil y útil entrevista – el anglicismo “interviuvar, interviú perdió la carrera -   que bajo el título de “Este país está podrido” no tiene desperdicio y me ha animado  a escribir estas letras que quieren dar testimonio de la agudeza y sentido común de Pedro, mientras  hay mujeres que desprecian la maternidad -¿habrá algo más importante?- y publican libros que lo justifican ;  mientras  hay quien se sublima tanto  que ejerce de sibarita para todo y  usa moqueta, tafilete y avioneta, amén de otras reflexiones…A unas y a otros nos deja Pedro estas perlas que a continuación reproduzco y que motivaron estas líneas y así cuando la periodista le recuerda que cuidó a su madre trece años, Pedro le responde: “ Es lo mejor que he hecho en mi vida. Ochenta Oscar de Hollywood no valen nada al lado de esto”, y al preguntarle por el exceso de vanidad dominante, responde: “El humano es un chimpancé con altavoz. Nos damos demasiada  importancia cuando la Tierra sólo es un puntito en el Firmamento”…Opiniones sensatas que no se escuchan con frecuencia  y útiles para frenar nuestro “ego”. Y en tiempos donde la corrupción invade todas las capas sociales  nos recuerda que “La actualidad no es más que un eructo de la historia”, o dicho de otro modo, que  los problemas y debilidades del hombre son los mismos hoy que en la época de Julio César, ambición de poder, dinero, lujo, soberbia…, y eso que como dice el Papa Francisco el camión de mudanza no nos acompaña cuando morimos.

En la propaganda de su espectáculo “Eterno”, se nos decía que era  el “show” de un hombre libre, de rabiosa actualidad, donde reirás, te emocionarás y sobre todo te hará despertar. A los hechos me remito.


                                       José Antonio Noval Cueto. 

miércoles, 19 de julio de 2017

“¿Seré capaz de enamorar a Carolina?"

El pasado 13 de julio, jueves,  festividad de Santa Teresa de los Andes, se iniciaban las Fiestas del Carmen y Carmín, en su 322 edición, y lo hacía como viene siendo costumbre hacerlo, con la Palabra, con el esperado Pregón, que fue escrito y pronunciado por un hijo de esta villa, Don Antonio Blanco Prieto, profesional de reconocida solvencia- Director de la Fundación “Alimerka” y profesor de la Universidad entre otros muchos menesteres-  , nacido en 1970, en la Plaza de Les Campes – según él mismo dijo-  “lugar del Sur de Europa, en el Norte de España”. El envite no era fácil, pues no es ningún descubrimiento reconocer que el nivel de  pregoneros y  pregones que tiene Pola es difícil de superar, ya que aúnan con gran esfuerzo recuerdos, emociones, vivencias y belleza literaria, y a ello  hemos de añadir un protocolo cuidado con  buen presentador,  mesa de autoridades  y reina de las Fiestas y un público fiel, agradecido y expectante  que  abarrotaba el Auditorio.  Muchos de estos pregones son excelentes testimonios humanos y literarios que espero que no tardando mucho puedan formar una Antología para recreo y deleite de todos, como el que  ha escrito y pronunciado  Antonio  - su tiempo tuvo que llevarle - que  con la ayuda de la literatura, sociología, sicología, arte nos ha conducido a los años 90 – Ave ,Expo, Olimpiadas, Maastricht, euro, Museo Guggenhein, reinauguración de la Capilla Sixtina…- y tomando como hilo conductor del relato la muerte de su abuela  , de la “Yaya”, en las fiestas del Carmen y Carmín de 2010. 

A partir de ese momento desfilaron por su cabeza las personas y lugares que han marcado y marcan su vida, como su tío Jano, el barbero, su abuela, Elena, Mino, Azucena…o lugares clásicos de la época como “El Rasán”-  cafetería y confitería de éxito, con su terraza al estilo parisino y  entre los habituales  Casimiro Baragaña-   donde los jóvenes domingueros acudíamos a media tarde a dar el paseíllo por la larga barra ante las atentas miradas de las “Carolinas” de entonces, que cómodamente sentadas no perdían ripio de lo que pasaba y si llegaba el suyo, el que les gustaba, picaban con su codo a su amiga y ponía cara de despiste, de no ver ni mirar…

Después de esta enumeración de personas y de hechos  te planteaste una pregunta que siempre genera expectación, certezas y dudas y no es otra que si existe o no identidad polesa….Pregunta que prudentemente contestaste al reconocer que todo lugar pequeño, como era la Pola de tu infancia y juventud, tiene su identidad y ésta viene conformada por sus tradiciones , sus fiestas que catalogaban el año, su pasado, su presente, y a ello contribuyen sus vecinos, su manera de ser, sus profesiones,  sus medios de vida …También reconoces que te ha enriquecido conocer todas las capas de la sociedad u otras situaciones, como la de los refugiados que empezaron a llegar a finales de los 90…También tuviste  palabras para el mérito de vecinos que han triunfado  o triunfan en diferentes campos profesionales, como Nacho el de Zara, los “fíos “ de Tonín, Juan el de la City, Pedro, el juez o José Luis Barcia, creativo fotógrafo…y como broche de oro, con descripción muy lograda , un personaje que parece extraído del mundo de la bohemia, Dolores la Burralda, que su único objetivo era vivir y que la dejasen vivir, y por lo que nos has dicho no le fue fácil.

En ese “Último Kremes”, como titulaste el pregón, estructurado en diez apartados, no podía faltar tu defensa del Arte y del artista, algo muy necesario ahora que todo se banaliza, ahora que se busca más rellenar que crear…La noche avanza, cada persona hace de las suyas: habla, negocia, baila, pena y algún afortunado/a se enamora  . El  champán rueda …pasan las horas , la fiesta se debilita, concluye , llega la despedida y la duda sin resolver de si seré o no capaz de enamorar a Carolina.

Antes de acabar este escrito, querido Antonio, permíteme una aclaración y es que no hay último kermes, ese va siempre con nosotros, nos acompaña siempre, es nuestra motivación mientras vivamos y a la mejor prueba  es que sin él no podrías haber elaborado este bello expresivo pregón. Después de escucharte, nadie de los aquí presentes, que éramos muchos, tenemos la menor duda de que has enamorado a Carolina de la misma forma que nos has deleitado a nosotros .

Después de las cariñosas palabras de la Reina de las Fiestas, Marta Bango Noval,  y de  la fantástica actuación de la Banda de la Agrupación Sierense de Amigos de la Música, tuve la oportunidad de felicitarte y decirte: “Hoy la Literatura ha estado aquí”.

                        ¡Enhorabuena!                  ¡Muchas gracias!


                                                 José Antonio Noval Cueto.