viernes, 8 de diciembre de 2017

“No dejemos el alma clavada en la plaza del suspiro…”


Si a lo largo de este año 2017, con motivo del centenario de las apariciones de Fátima he hablado del Corazón Inmaculado de María, no es de sorprender que tal día como hoy festividad  de la Inmaculada Concepción me vea en la obligación de escribir unas letras  y más después que la  Virgen María, se apareciese en Lourdes a una niña, de nombre Bernardette  Soubirous un 8 de diciembre de 1858, con unas escuetas y precisas palabras : “Yo soy la Inmaculada Concepción”,   cuatro años después que el Papa Pío IX proclamase el Dogma de la Inmaculada Concepción un 8 de diciembre de 1854 . No  hace mucho en esta misma columna recordaba la vinculación que tuvo la Inmaculada en los hechos históricos recientes que han marcado la historia europea, especialmente la rusa, así un 8 de diciembre de 1991 se extinguía la Unión Soviética.

Que la Inmaculada está impresa en la vida española nos lo recuerdan las muchas cofradías que tuvo en España, la más antigua en Gerona, de fecha 1.330. Los muchos poetas que la han cantado como  Leopoldo Panero,  Miguel Hernández o el padre Martín Descalzo. Los muchos artistas que la han pintado desde Zurbarán , José de Ribera,  El Greco, Juan de Valdés Leal... Las muchas ciudades que tal día como hoy la veneran, así Torrevieja(Alicante), ciudad hermanada con Pola de Siero,  Orihuela, La Línea de la Concepción y otras muchas. Los muchos acontecimientos históricos que la han convertido en protagonista , así la célebre batalla de Empel (Alemania), donde las tropas españolas obtienen una milagrosa victoria sobre el almirante Holak después que estaban cercados y agotados, gracias a que un soldado español encuentra entre el barro una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada. Desde entonces es Patrona de la Infantería y  acuartelamientos como el sierense Cabo Noval la celebran y conmemoran como se merece un día como hoy. De  la importancia de la Inmaculada en la vida europea de estos últimos tiempos habla el nombre de San Maximiliano Kolbe, fundador de la ciudad de la Inmaculada en Nepokalanow (Polonia) y la revista “El caballero de la Inmaculada”.

 La vida nos lleva tan deprisa que ni las palabras significan, ni los hechos perduran, y , a veces, tiene que ser el amigo de infancia , el compañero de trabajo  o el vecino quien nos diga “ te acuerdas de…”, y es que la proximidad de la fiesta de la Constitución y de la Inmaculada hace que pensemos más en el largo y potente puente, próximo a Navidad, que en el significado e importancia de la Inmaculada, la sin pecado, la elegida por Dios antes que nada, según palabras del poeta  Miguel Hernández, y más en tiempos donde todo vale y la culpa, si surge, siempre es de los demás,  de las circunstancias, de las estructuras, o dicho en castizo, soltera, y es que a veces, por desgracia, el ritmo de vida que llevamos nos impide pensar, planificar .

No viene mal que tal día como hoy, a pesar de la contaminación, del incremento del recibo de la luz, de la avispa asesina y de la sinrazón catalana, cada uno asuma sus obligaciones, sus responsabilidades y sepa que su aportación personal puede contribuir al bienestar de todos y que entre todos podemos construir una sociedad más humana, más fraterna – muchos pocos hacemos mucho- . Ya va siendo hora de asumir responsabilidades personales y no protegerse en la colectividad, en la masa.

La Inmaculada, la sin pecado, viene a decirnos que el mal existe, que hay culpa personal  por muy duras y adversas que sean las circunstancias, que de  esa cuota de responsabilidad no se nos exime , no se nos otorga inmunidad. Y hoy su corazón inmaculado- en palabras del papa Francisco-  nos pide que acudamos a ella, que no dejemos el  alma clavada en la Plaza del suspiro: CONVERTÍOS.


                                        José Antonio Noval Cueto.


domingo, 3 de diciembre de 2017

“Santa Bárbara Bendita…”


Hoy que las cifras lo dicen todo y especialmente cuando se habla de penurias, sacrificios, dolor o muerte; hoy que tan pronto hablamos del 155 como de los 519 inmigrantes que en pleno noviembre arribaron a las costas murcianas; hoy, 3 de diciembre, festividad de San Francisco Javier y víspera de Santa Bárbara, quisiera que cada letra de este escrito se convierta en oración, súplica y recuerdo de todos los fallecidos en los pozos de carbón desde que se inició su explotación  en los diferentes concejos de Asturias y permitió que nuestra Provincia fuera puntera en el desarrollo económico e industrial de España. No viene mal recordar que la primera línea de ferrocarril de carácter industrial que se construyó en España fue la de Laviana-Gijón – con la lógica intención de facilitar el transporte del carbón hacia el Musel -   que lo inauguró la reina María Cristina de Borbón un 25 de agosto de 1852 y no es ninguna exageración afirmar que el carbón lo fue todo para Asturias y que su explotación no estuvo exenta de polémicas, como muy bien nos documenta don Armando Palacio Valdés en su espléndida novela “La Aldea perdida”.

Hoy, hace un mes, el pasado 3 de noviembre, festividad de San Martín de Porres, el “primer santu mulatu” de la historia, el de la escoba, la Empresa Hullera Hunosa, con motivo de su cincuentenario, tuvo el acierto de recordar a los 540 mineros fallecidos en sus instalaciones desde el año 1967 y la ceremonia marcó todo un hito en las Cuencas, en Asturias, donde palabra, música y solidaridad se dieron la mano para evocar al familiar, al amigo o al vecino que la negra mina, nunca mejor dicho, apartó de nosotros.

Desconozco el número de mineros sierenses fallecidos en ese periodo, pero algunos de ellos intermitentemente golpean en mi cabeza. A algunos aún me parece verlos jugando al tute o tirando voladores el día de la fiesta el pueblo, pero siempre que llega diciembre aflora el recuerdo de mi primo Ovidio, “Liki”, quien   me enseñaba a patear “les caleyes” en mi época de vacaciones. ¡ Vivencias todas ellas que sepultó el carbón, en un aciago día de diciembre!

Todo ello me lleva a escribir estas letras que quisiera que se convirtieran en oración, en sufragio por sus almas  y es que, estimados lectores, pocas familias hay en Asturias y especialmente en las Cuencas que no tengan algún familiar, amigo o vecino entre los fallecidos y lo que eso comporta de esperanzas truncadas, final de camino, desierto, vacío, nada.  Ahora  , mientras escribo estas letras, zumba en mis oídos aquella emotiva canción del Presi  “ Si yo fuera picador cantaba un “guaje” en la mina a mi amor le compraría…No me pudiste comprar collar de rojos corales”.

Pero hace unos días quiso el azar, la casualidad, que de todo esto que os cuento tuviera memoria viva, directa, un miércoles, en la Plaza de Abastos de Villaviciosa,  cuando al entablar conversación con una persona  de nombre Mino y natural de Cabranes,  y después de hablar del tiempo,  de la necesidad de agua , entramos en las típicas preguntas de:

-¿De dónde eres?
- De Siero, respondo yo.
-En Siero trabaje yo – me dice Mino- , en el pozo de Pumarabule. Hace poco estuve delante de él y me entró una tristeza enorme…¡Qué tiempos!

Al hilo de la conversación salieron anécdotas, aficiones, amigos, compañeros de trabajo, y cuando más metidos estábamos en la charla, no podía faltar la preguntaba que siempre me ronda y tortura:

-         ¿Entonces conocerías a mi primo Liki, a Ovidio?

Apenas hice la pregunta Mino cambio de color, se puso nervioso, apenas podía hablar, soplaba y  al cabo de un tiempo me dijo:

-Parece imposible que hoy, en este momento, vuelva a revivir aquella trágica jornada .Me entran escalofríos con sólo recordarlo Yo estaba cerca de él cuando se mató. Fue un accidente de mala suerte, le cayó poco carbón encima, pero éste le empujó contra la rozadora donde trabajaba y allí quedó. ¡Parecía imposible…!

Este encuentro casual con Mino me hizo revivir una tragedia ya pasada, pero que perdura, que vive entre todos nosotros, y me hizo percibir el dolor y el llanto del compañero, del amigo, del minero, de su nobleza, que no es poco. 

 Hoy, Santa Bárbara, te pido amparo y protección para todos los mineros fallecidos en el “tayu”,   y que todos nosotros sepamos estar a la altura de las circunstancias para defender y   proteger el legado que con su propia sangre nos han dejado en su búsqueda de una sociedad más fraterna, más humana y más justa, donde la verdad, no mi verdad, sea el epicentro de todo.

                            José Antonio Noval Cueto




domingo, 26 de noviembre de 2017

“Robert Brufau en La Pola”


Decía Picasso que si la inspiración viene, me coja trabajando, y otro tanto digo yo  cuando me pongo a contaros la alegría que siento al ver el Paraguas de la Estación de Autobuses en obras para su  rehabilitación integral, y  es tal mi satisfacción que temo que se altere el orden del relato, pues he de confesaros que no es la primera vez que hablo de lo que no pensaba, y lo que tenía previsto, lo omito. Son los misterios de la escritura.

Sea lo que sea, salga lo que salga, de todos es sabido que muchos de los logros y avances humanos son fruto de la urgencia, de la necesidad, del tesón y del devenir humano, de la oportunidad , del momento… de ahí que a los 717 años de existencia del Concejo de Siero  y a los 45 años de su construcción el Paraguas Laminado del Antiguo Mercado de Ganados es uno de los símbolos de Identidad de Pola, así como su Plaza Cubierta, ambas creaciones del ilustre ingeniero riojano Don Ildefonso Sánchez del Río.

No descubro nada nuevo si dijo que  “los paraguas de hormigón”  eran  una de sus especialidades y que tuvo su origen en su etapa de ingeniero municipal de Oviedo, hacia 1929, cuando el alcalde de Oviedo, don Manuel Caicoya y Vigil-Escalera le dijo:

-Ildefonso tenemos un problema que no sé cómo solucionar. Las lecheras  se quejan  que no tienen donde protegerse, que cogen unas mojaduras impresionantes. ¿Qué haremos para solucionarlo?

Ildefonso , sin dudarlo, de manera sencilla, natural  contestó:

-         Les haremos un paraguas

Y mira por donde, de la necesidad se hizo virtud, y hoy los paraguas de hormigón son una de las grandes aportaciones de la arquitectura del siglo XX y más aún los paraguas de hormigón con cubiertas laminares onduladas como el nuestro.

  Pero como siempre ,nos falta pedagogía, recuerdo , historia y valoración, de modo que si no recordamos o celebramos el 16 de octubre, fecha de la fundación de nuestro Concejo, no tiene que sorprendernos que no pongamos en valor el Paraguas e incluso la obra de Ildefonso , pues para muchos el antiguo Mercado de Ganados con sus típicos paraguas era sólo el escenario de infancia de  escenas pintorescas donde se reproducía el típico episodio de la lucha por la vida entre vendedor y tratante con la tercería del “pigarra” interesado, después de un  trabajo previo de limpiar, lustrar y luzir la res, ya que como decía Cervantes “ Palo bien compuesto, no parece palo…” Para romper el espejismo, el enamoramiento, la palabra lúcida y aguda del tratante que al dirigirse al vendedor dice:…¿ Qué cuñao, cuánto vale  la novilla? ¿Cuántos litros de lecha da la vaca? La vaca es noble y de mucha leche, más de treinta litros…- responde el vendedor, pero apenas acaba, contesta el tratante con su punzante lenguaje: ¿En cuántos días…? 

Es historia reciente vivida por estos paraguas de piedra, uno de los cuales, el de mayor diámetro, de 40 metros y con una superficie de 1.256 metros cuadrados, casi un día de buyes , va a ser rehabilitado para prestigio y gloria de todo un concejo y sus gentes, y esto va a ser posible gracias a una serie de factores que por orden de importancia voy a tratar de resumir:

1.    Esta exitosa solución que para el Concejo de Siero se va a acometer no hubiera sido posible si la Fundación Juanelo y el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid , con el asesoramiento del Hijo Predilecto de Siero don Urbano Arregui, no hubieran tenido la gentileza  de comunicar a este Ayuntamiento, en el año 2010, la próxima inauguración de una Exposición dedicada a la trayectoria y obra de Don Ildefonso Sánchez del Río, ingeniero perteneciente a la llamada Generación del 27 de la Técnica, con importante obra en este concejo. A tal fin vinieron a este Ayuntamiento  Doña Pepa Cassinello y Don Bernardo Revuelta, acompañados por don Urbano Arregui.

2.    A partir de ese momento el contacto entre la Fundación y el Ayuntamiento de Siero fue constante, prueba de ello que en la inauguración de la Exposición en Madrid, en la Escuela de Ingenieros de Caminos, estuvieron presentes técnicos de este Ayuntamiento como  don Benito Diaz Prieto, arquitecto municipal y Jefe de la Oficina Técnica Municipal, y la también arquitecta doña María José Fernández  Fernández.

3.    Con fecha de 5 de julio de 2.012 la Exposición “Ildefonso Sánchez del Río”, subtitulada “El ingenio de un legado”, recala en la Sala de Exposiciones del Auditorio de Pola y se inaugura la misma con una mesa redonda  donde intervienen tres ponentes que son: Don Fructuoso Díaz Guerra, historiador local, la profesora de Arte de la Universidad de Oviedo doña Ana Fernández García y el arquitecto y profesor  de Estructuras de la Escuela Técnica Superior de Barcelona, Don Robert Brufau  , que da título  a este artículo y que ha sido quien más ha hecho y hace por reivindicar la figura de don Ildefonso en todos los ámbitos culturales, incluída la propia Universidad .  Su presencia entre nosotros ha sido posible gracias a los contactos mantenidos entre él y el arquitecto poleso Pablo Noval Montes, en aquel entonces alumno suyo, y al interés demostrado por la concejala de Cultura , Doña María José Sánchez,  que hizo todo lo posible para que tan ilustre ponente estuviera en esa Mesa redonda . Al final  del acto el alcalde  Don Eduardo Martínez Llosa tuvo unas palabras de agradecimiento para los familiares de don Ildefonso presentes en el acto.

4.    A partir de esa  rigurosa y documentada Exposición,  Ildefonso se nos  hizo más próximo, más importante. Desde entonces todos sabemos que el mejor reconocimiento a su figura es proteger, preservar el legado que tenemos en Siero, empezando por el paraguas de la Estación de Autobuses y hoy, cinco años después,  el Ayuntamiento plantea que el Paraguas sea un elemento central en una plaza de diseño moderno.

5.    Por todo lo expuesto quiero que estas palabras sean evidencia de mi alegría al ver que un proyecto tan importante para todos llega a buen puerto, después de un periplo iniciado en tiempos difíciles –crisis económica-, y además, de la mano de un experto capitán como es don Robert Brufau ,  defensor de la importancia de la obra de un riojano, de nombre Ildefonso, nacido en Haro y afianzado en su profesión en la tierra de su padre, Asturias.

Para concluir estas palabras permítaseme que evoque el testimonio humano de una persona clave  en la construcción de este Paraguas y protagonista de su inauguración, allá por el año 1973. Me refiero al alcalde de Siero, en ese momento, don Julio Fernández Noval, que sucintamente retrata así lo vivido:

“Estábamos allí reunidos los Técnicos responsables del Ministerio de Obras Públicas, todos los miembros de la Corporación Local, Don Urbano Arregui, el responsable del Proyecto y de la Dirección de Obra, Don Ildefonso Sánchez del Río , y un humilde servidor, entonces Alcalde de Siero, Don Julio Fernández Noval, cuando en un momento dado don Ildefonso dice:

-         Señor Alcalde van a quitar el encoframiento  del Paraguas. ¿Te atreves a subir conmigo arriba?

-         Don Ildefonso- le digo- aunque yo estuviese convencido de que el Paraguas iba a caer, si usted sube delante, yo subo detrás.

No ocurrió ninguna anomalía. Estaba previsto que la cubierta pudiera descender un máximo de cinco centímetros. Sólo bajó dos centímetros…” Una vez más rigor y fantasía se dieron la mano y la historia celebró su triunfo

Don Ildefonso siempre ha dado muchas oportunidades a Siero y especialmente a Pola, no las perdamos. Mi felicitación al Equipo de Gobierno, a la Corporación y especialmente a la Oficina Técnica que gracias a sus desvelos ha hecho posible que este proyecto se materialice y al máximo responsable de su rehabilitación, don Robert Brufau, que hace suyo el lema de trabajo de  Ildefonso:  primero  la forma, después el cálculo.
Vecinos de Siero, tenemos a Ildefonso nuevamente en  ruta, no perdamos su estela.


                        José Antonio Noval Cueto     


                            

miércoles, 22 de noviembre de 2017

“Joaquín el Guaxu y el Piyayo…"



No sé si podré decir algo que ya no se ha haya dicho de Joaquín, a raíz de su fallecimiento el  pasado 21 de noviembre . Desde ese mismo instante se agolpan en  mi cabeza imágenes, vivencias del finado, que empiezan  con esa elegancia, garbo, naturalidad  y locuacidad que le caracterizaba cuando presentaba en Acto o Certamen de las múltiples asociaciones que se lo pedían – ya que sabían que la entrega e ilusión que ponía garantizaba el éxito - donde no faltaba la sugerencia o comentario  oportuno e incluso, si la ocasión  lo pedía,  la anécdota o el  chiste fino. Lejos de él el mal tono, lo zafio, lo basto, pues si era exquisito en el vestir más lo era en el trato. Otras imágenes me trasladan al mediodía  o al atardecer  y sus paseos tertulia por la calle Florencio Rodriguez  que linda con el Parque Alfonso X el Sabio, con sus amigos de siempre, donde todos los temas tenían cabida   . Otras  veces feliz y contento en Lieres, el día de la misa solemne de la Virgen de la Salud, con su querida e inolvidable Choni. Siempre el uno pendiente del otro, parecían eternos novios o al menos así lo percibía yo a través de la ternura de sus miradas   . Con el correr del tiempo sus paseos fueron más esporádicos e incluso con ayuda de pértiga, pero aun así hizo suyo el lema cervantino de que “hasta la muerte todo es vida”, y no era raro encontrarle en su silla de ruedas en el Auditorio de la Pola.  Últimamente ya no salía y la Plaza se quejaba  de su ausencia.   
 
 Siempre me asombró  su vitalidad, su amabilidad y finura, y más cuando más lo trataba, pues han sido muchas las ocasiones que la vida me ha deparado de hablar o conversar  con Joaquín. Persona que   siempre concitó el  aplauso de todos, así era Hijo Predilecto de Siero, Panera de Plata del Centro Asturiano de Madrid, edil de este Ayuntamiento en época de don Leandro Domínguez Vigil-Escalera  y cronista de la villa que llevó  al mismo Ayuntamiento, en 2011, a editar un libro con sus mejores crónicas, titulado  “Aquellos tiempos” y que es de lectura obligada para todos, pues además de la importancia documental del mismo, sorprende por la calidad literaria de su prosa. Estaba muy ilusionada con la antología preparada por su gran amigo Enrique Medina y cada poco venía al Ayuntamiento a interesarse por la marcha del trabajo.

Podría seguir enumerando situaciones, hechos, valoraciones, pues era  persona franca, leal, amiga,  de fiar,  defensora de Siero , de Pola y sus gentes, y en el terreno deportivo del Club Siero, pero un día como hoy vais a permitirme que hable de poesía, de sus conocimientos poéticos y del dominio del difícil arte de la declamación, que él cultivó durante años en solitario para deleite de todos nosotros y que ahora parece que ya tiene discípulos – ya se anuncian recitales poéticos en las Casas de Cultura -. Son proverbiales sus festivales poéticos por Navidad en la Residencia de Nuestra Señora de Covadonga, o sus improvisaciones poéticas allá donde tuviera un reto. De las muchas poesías que conocía – su memoria era prodigiosa y sólo en los últimos tiempos sacaba la hoja escrita-  desde Neruda a Juan Ramón Jiménez, de Antonio Machado a Gerardo Diego, hay una que resuena hoy en mis oídos, de un poeta malagueño no muy conocido por estos lares,   José Carlos de Luna”, titulada “El Piyayo”, que  recrea de manera humorística la figura de un guitarrista y  cantaor flamenco de origen gitano, del barrio malagueño del Perchel, Rafael Flores Nieto. ¡Cómo la recitaba! Era difícil de superar y eso que el texto tiene muchos cambios de tono con fonética andaluza incorporada.

  Un día como hoy que hasta el aire se carga de melancolía y tristeza, la poesía del Piyayo  me lleva al  Joaquín  rapsoda, aedo, trovador y casi  profeta. Un día como hoy  leo y releo su poema con la vana pretensión de escucharle, pero no le oigo. Los versos se quedan llorosos y mudos ,  sólo el eco , de vez en cuando , nos dice “¿Tú conoces al Piyayo, un viejecillo renegro, reseco y chicuelo…que pide limosna  por ‘tangos’ y maldice cantando ‘fandangos’gangosos?”

Un día como hoy, estimado  lector, quiero  dejar constancia con estas letras de que  en mi  andar por la vida la Providencia me haya permitido conocer y tratar a una persona  de la talla humana de Joaquín, “fíu” de Araceli, marido de Choni, sobrín de la Guaxa e Hijo Predilecto de Siero. Orgullo del Concejo.  

            Joaquín : ¡Muchas gracias por todo!¡Descansa en paz!
                    


                                     José Antonio Noval Cueto.



lunes, 13 de noviembre de 2017

“En los designios de la Providencia no hay meras coincidencias..."


La emoción, la sorpresa, la prisa me apura a llegar a casa y dejar o al menos intentar que las palabras den fe de lo vivido, pues quien ha tenido el privilegio de escuchar la información que le han proporcionado hoy , día 13 de noviembre - otro 13 en nuestro vida-, el exgobernador de Oviedo y Barcelona , exministro del Interior y actual diputado nacional don Jorge Fernández Díaz, al mediodía, en el Colegio Los Robles, a las 14:00 horas, antes de la comida, donde después  los presentes harían las  preguntas oportunas – y donde el tema catalán y su  “procés” no faltó, aunque más en su base histórica y sociológica-  sabe que no lo tiene fácil, pues son muchas las vivencias, anécdotas, aclaraciones, datos y fechas aportadas. De ahí que tenga que priorizar  , pero – repito- es mi impresión, y como tal la cuento .

A un lego como yo, siempre le ha sorprendido que los medios de comunicación no resalten la importancia o más bien la concatenación o relación existente  entre dos fechas que han marcado la historia del siglo XX y que aún influyen en la actualidad. Me refiero por orden cronológico primero a las Apariciones de la Virgen María en Fátima , que se inician un 13 de mayo de 1917 y concluyen un 13 de octubre, con los conocidos secretos de Fátima donde Rusia juega un papel importante- recuerdo que cuando al Virgen les pedía rezar por Rusia, ellos pensaban que era una mujer de mala vida- , y en segundo término al  triunfo de la Revolución rusa de octubre del 17 .

Estamos en su centenario y no me han pasado desapercibidos y eso por muchos motivos, religiosos, culturales, personales, pues nacer un 13 de mayo- coincidencias de la vida- , obliga, y más si es año mariano. En todo este tiempo de celebraciones he colgado tres artículos sobre el tema en mi ‘blog’. El primero titulado “Fátima llama a la puerta” ,el 18 de febrero, coincidiendo con los 97 años de la muerte de la entonces Beata Jacinta Marto. El segundo, el día de Fátima y canonización de los pastorcitos , y que lleva como título “Ay trece, 13 de mayo”, título de una copla o zambra de doña Concha Piquer y que después han popularizado artistas como Lola Flores, Mari Fe de Triana…y el último, de fecha 14 de octubre, “Octubre, del 17”, que con su título reitera la relación entre ambas fechas.

Lo vivido hoy desborda. Don Jorge inicia su brillante  exposición titulada “ La dimensión histórico-política del mensaje de Fátima”,  con unas palabras de San Juan Pablo II que titulan este artículo “ En los designios de la Providencia no hay meras coincidencias ”, que va a ser el tema principal de su argumentación y para ello se sirve de hechos y fechas que sólo con nombrarlos evidencian la mano de la Providencia en la salvación de la barca de Pedro y del género humano y a los hechos me remito.

El  papa Benedicto XV , un 5 de mayo de 1917,  pide el fin del conflicto,” del suicidio de la Europa civilizada” . La respuesta no tarda en llegar de la Virgen María, en Fátima (Portugal), cuando explica a tres pastorcitos de Aljustrel que la guerra es fruto del pecado, que sólo la conversión pondrá fin al conflicto, pero para ello se necesita mucha oración, pues si no el conflicto volverá a repetirse  . Después de las seis apariciones todas en trece, menos en agosto que fue un 19 por secuestro de los pastorcitos, quedarán sus tres secretos y el cumplimiento y seguimiento de los mismos . Entre ambas guerras mundiales pasan veintiún años,  con Jacinta y Francisco ya fallecidos, y a Sor Lucia, monja en Tuy(Pontevedra)  como albacea de lo prometido,  que tiene  dos visiones del Corazón Inmaculado de María que recuerda  promesas pendientes. Sorprende- dice Don Jorge- que estas dos visiones de Sor Lucia, en España, no hayan tenido la repercusión que se merecen.

 La conferencia amena y fundada sigue su camino para mostrarnos los hilos de la Providencia y para ello de sirve de la Historia y sus protagonistas  como Hitler, Stalin, invasores de Polonia; de papas como Pío XII, ordenado obispo un 13  de mayo de 1917- primera aparición-, de Juan XXIII, de Pablo VI, de Juan Pablo I y Juan Pablo II, de Benedicto XVI o del actual Papa Francisco – no hay Papa que no haya visitado o visite Fátima -,  o de los eminentes Alfonso y Teodoro de Ratisbona…o fechas que hablan por sí solas , así  un 13 de mayo de 1943 se disuelve el Áfrika Korps, unidad de élite del ejército alemán – es de citar que a partir de 1942 y cuando se celebran los veinticinco años de Fátima empieza el declive nazi- ,  que se inicie la construcción del Muro de Berlín un 13 de agosto de 1961, que un 13 de mayo de 1981 sufra un atentado en Roma, en la Plaza del Vaticano, Su Santidad Juan Pablo II – estrechamente relacionado con el tercer secreto de Fátima- o que un 8 de diciembre de 1991, día de la Inmaculada Concepción, se extinga la llamada Unión Soviética – el principal objetivo de Fátima es promover la devoción al Corazón Inmaculado de María- , que un 8 de noviembre de 1989, sin pegar un tiro, sin víctimas, se desmorone, se desintegre, se derrumbe el Muro de Berlín... o que Sor Lucia – añado yo- fallezca un 13 de febrero de 2005 a los 97 años.

Podría dar más fechas que justifican la ponencia de don Jorge Fernández Díaz y que él mismo nos aportó, pero creo que las emitidas son suficientes  para sorprendernos, hacernos pensar y mostrarnos como la Providencia vela por nosotros siempre que “la humildad, oración, sufrimiento y devoción a la Santísima Virgen” nos acompañen, y esto, en tiempos en que “uno se considera amo del mundo, aunque no sea dueño de sí mismo”, como decía el poeta José Hierro, es bueno saberlo y mejor aplicarlo.

Hace unos días Inglaterra rendía homenaje a sus compatriotas fallecidos en la I Guerra Mundial (1914-1918) en la tradicional ceremonia del 11 del 11 o Día de la Amapola o del Recuerdo. Nosotros en Los Robles, hoy 13 de noviembre del 2017 – otro 13 -, veneramos a la Virgen de Fátima en su centenario e imploramos su protección,  merced a las doctas y esforzadas palabras que Don Jorge Fernández Díaz tuvo a bien dirigirnos. Por todo ello mi más sentido agradecimiento, que una vez más me recuerda que quien mucho ha recibido, mucho debe.

No quiero  terminar este escrito sin  mencionar unas oportunas palabras de San Jacinta, - en otro tiempo pastora y ahora en la ciudad de Dios-  que, poco antes de morirse,  al hablar del pecado dijo: “Las personas que sirven a  Dios no deben seguir las modas…Nuestro Señor es siempre el mismo”.


                                    José Antonio Noval Cueto.

sábado, 11 de noviembre de 2017

“Se busca gato siamés negro…”


Lo más difícil de un escrito es su título y a mí, en el día de hoy, en una de esas mañanas tristes del otoño astur, una farola mensajera , con letra legible y protegida con abundante celo, que pedía colaboración y ayuda, me dijo  :” Se busca gato siamés negro…” Leer el cartel y pensar en Puigdemont fue todo uno. El subconsciente juega malas pasadas . Lejos de mi querer comparar al prócer catalán   con un gato, siamés y menos negro…pero la contaminación informativa produce efectos como el descrito. No me extraña que Remigio, el portavoz de la Asociación de Vecinos  haya presentado una demanda de “Daños y perjuicios” por la contaminación acústica y visual padecida  desde los últimos meses y siempre a la misma hora, a las 21:00 , en su casa , y es que cuando se rellena en su sofá para ver el Telediario de la 1 , es siempre el mismo tema y el mismo personaje.

Siempre he dicho que la política debe ser sentido común, coherencia y que siempre es bueno que el político sea predecible, que sepamos que va a hacer, lo que podemos esperar de él, pero a raíz de los últimos acontecimientos y después que la propia realidad y la misma naturaleza sean altivas, cambiantes y mutantes, me han entrado serias dudas  y es que cuando tenemos una “cosechona” de manzana, tenemos “castañas” encogidas. Disminuye la población de niños (12.300 escolares menos en los últimos cinco años), aumenta la de perros y gatos, y últimamente la de jabalíes. La Universidad, institución cultural por excelencia, hace la gran aportación con los baños “unisex”…y mientras las palabras siguen jugando a lo suyo, a la verdad, belleza y mentira, según con que finalidad se usen, y así  de “atacar” a “acatar” la Constitución, no pasa ni una  décima de segundo. Si esto no fuera poco, el cambio climático hace de las suyas. Llevamos varios años sin invierno – la Cabalgata de Reyes en la terraza del café - . Los pantanos sin agua y el Paraíso de verde se torna marrón, color tierra, ceniza . El plumero de la Pampa sigue su expansión y si esto no fuera poco, el 15 de octubre - lo nunca visto- no quería amanecer, y el blanco crudo de Marte tardó en desaparecer, en irse.

 Ante una realidad tan cambiante e insegura llega uno a plantearse si la información y cultura recibida a lo largo de la vida es sólida, estable y  útil. Si lo que es normal es normal o si el depende y las circunstancias deben llegar a todos los ámbitos de la vida , si la verdad tiene su territorio o todo es comunal, mentira, capricho  o deseo. Digo todo esto porque me da la sensación que estamos legitimando aberraciones que no se ajustan a razón. Decimos respetar la naturaleza, pero no sus leyes genéticas, no su proceso de nacer, vivir y morir, y todo ello en nombre de un mundo virtual, no real, donde hombre y mujer genéticamente no existen como tales y donde de vez en cuando ponemos velas y flores para combatir  el mal, la locura, el terror.

Si a mi edad me vienen estas preocupaciones, ¿qué pasará por la cabeza de nuestros jóvenes en este mercado persa donde la única norma de conducta es el interés, el beneficio, la manipulación,  el engaño, el  supuesto éxito?¿Cuándo retornaremos al hombre, al ser humano? Ayer responsables socialistas como el Sr. Tezanos y el Sr. Barbón nos ofrecieron un bello titular de prensa: “El futuro del socialismo es el nuevo humanismo” ¿De verdad? Suerte en el intento, pero lo de “nuevo” abre las alarmas. ¡Veremos!

Nunca es tarde para buscar el gato siamés negro y desde estas líneas me comprometo a ayudar, a colaborar en su búsqueda -el gato siamés es impaciente y leal. Carles, de leal tiene poco-, pero tengo que confesaros que apenas concluya estas líneas, escribiré  un enorme cartel, con letra grande y legible, para colocar en un lugar visible y transitado con las siguientes palabras: “Se buscan hombres que tengan conciencia para desempeñar cargo público, aunque no sepan inglés…”
                           

                                          José Antonio Noval Cueto

martes, 7 de noviembre de 2017

“La cuchara de madera…”


No hace mucho que sonó la voz de alarma en la comarca cántabra de la Trasmiera y ello por partida doble, primero porque algunos vecinos de Valencia protestan por el tañido de las campanas - la forja de campanas es una de las principales actividades del concejo y prueba de ello es que una  campana de allí fue el regalo de Cantabria a los Reyes cuando se casaron - y en segundo lugar porque se está despoblando   . Sus habitantes tienen una media de edad de cuarenta y siete años, porcentaje que incluso supera Asturias y que ha obligado hace unos días al Gobierno del Principado a presentar un Plan Demográfico con un presupuesto de 360 millones de euros.

Estamos envejeciendo y con ello aumentan los gastos:  medicinas  , consultas, alimentación adecuada, transporte, terapias, propinas, aguinaldos… y las dificultades de muchos para hacer frente a los mismos, pero con ser grave esto, no es el motivo central de estas líneas, sino una reflexión que periódicamente me invade y que me hace recodar un cuento de infancia que da título a este artículo, y que trata de un niño de cuatro años que al ver el trato indigno que sufre su abuelo, al que obligan a comer con una cuchara de madera, coge su navaja y un trozo de madera, y al preguntarle sus padres qué hace, éste sin pensarlo, les dice que una cuchara de madera para cuando ellos sean mayores.

El cuento tiene muchas variantes, algunos en vez de cuchara hablan de plato. No recuerdo el autor. Sé que lo leí  en uno de esos libros de los años sesenta que en su lomo llevaban el título de “Lecturas graduadas”, y puedo deciros que su enseñanza o moraleja me ha acompañado siempre, con las salvedades y distancias que marca el paso del tiempo. En aquel entonces no existían Residencias, Geriátricos, ni Centros de Día, y los mayores solían despedirse del mundo en el entorno familiar que sigue siendo el mejor lugar para despedirse , por aquello de “al perro y al niño donde le den cariño”. A los asilos sólo iban los desamparados que no tenían familia , carecían de recursos o vivían solos. Hoy la situación ha cambiado. Cada año se inaugura alguna residencia nueva en Siero. Las  causas, motivos y necesidades son muchas:  tipo de sociedad, vida, familia, la incorporación de la mujer al trabajo, creencias y valores, el progreso técnico, los avances de la ciencia …No voy a caer en el clásico y tópico de todo tiempo pasado fue mejor, pues  España globalmente y desde el punto de vista material y económico ha dado un impulso considerable, y aún espero un futuro mejor, pero  hay que dejar las cosas claras, marcar prioridades , porque son muchas las obtusas fuerzas del mal que quieren confundirnos, desestabilizarnos, enfrentarnos, y a ello tenemos que poner coto, límite, fin. Y es que al paso que vamos y según lo que vemos, no se podrá  comer “pitu” el día de la fiesta del pueblo. Entre tanta confusión me vienen a la cabeza  las indicaciones del profesor de Religión cuando me dijo aquello de que: “Cuando honramos a nuestros padres que nos dieron la vida damos gloria a Dios...".

Creo que debemos devolver al ser humano el papel de protagonista de la sociedad, de modo que todo lo que se haga sea en su  beneficio , sea cual sea su edad, origen, profesión o creencia. Y digo todo esto porque últimamente da la impresión que todo vale, que todo está permitido, que los números o el balance de resultados justifican los mayores atropellos; ya nadie se acuerda de la anciana de Reus que el pasado invierno murió al quemar su casa por no poder pagar el recibo de la luz.

 No se sostiene que en épocas de escasez de población, se penalice a la mujer por ser madre. No se sostiene que los abuelos, verdaderos sostenes de la economía productiva de esta país – si no fuera por ellos muchas familias las pasarían canutas- no tengan el cariño de los suyos y ni siquiera la cuchara de madera de otras épocas.

No hace mucho me encontré con  un personaje cervantino que le decía a un vecino  y amigo: ¡Que tus hijos te den una buena vejez!,  algo que no a todos preocupa y que, sin embargo,  debemos replantearnos,  si de verdad queremos una sociedad  humana y fraterna. En plena época de la llamada sociedad líquida o gaseosa, de  culto al yo y desprecio al prójimo , de  inmadurez y locura , no viene mal recordar un cártel que figuraba en las tiendas de Pola de Siero de hace algunos años, en plena campaña de Navidad  en pro del Asilo, y que decía:  “ Donde estoy, estarás…”

Y es que ahora que arrecia el cambio climático,  una vez más se comprueba que el progreso real de los pueblos depende más de la moral que del dinero y del poder. Creo que ahí todos debemos hacer un esfuerzo,  y es que sin amor no somos nada.
                            


                     José Antonio Noval Cueto.